Se ha producido un error en este gadget.
La cultura, la escritura, la lectura y su fomento son los pilares del Blog.
Las entradas del Blog son principalmente:
| Presentaciones online de libros | Aportación de poesía y relatos originales | Recomendaciones culturales y de lectura | Opinión y crítica literaria | Programas de fomento de la lectura y la escritura |

Los miembros del Blog tienen libertad en sus opiniones siempre que se ajusten a la temática y cumplan con unas normas básicas de respeto y de ética.
En nuestro Blog se valoran todas las ideas de los miembros y se trabaja en equipo.
Se permiten nuevas incorporaciones mediante la proposición de los integrantes.
| contacto |

lunes, 17 de agosto de 2009

Mi padre ha muerto.
Se fué de noche
dejándonos la luz.




Me asombro al mirarme
en tu lago herido, en tu cabeza
de tormenta, en tu boca acristalada
en tus manos borrachas de caricias.
Pregonas el final,
un principio sin violines, el tránsito
ese brotar de la vida en otro surco.

Amanece, tu carne se despierta de luz.


Quiero compartir con vosotros estos versos...Gracias

6 comentarios:

Isabel Aguera Espejo-Saavedra dijo...

Lo siento, amigo, y sé perfectamente cómo puedes sentirte tú, porque los padres, aún enfermos, discapacitados, ancianos, etc. ocupan un lugar en nuestras vidas imposible de rellenar.
Mis padres murieron bastante jóvenes, pero siguen vivos en mí, porque ellos me enseñaron que sólo muere lo ruín en todas sus manifestaciones. Y ellos fueron seres humanos, cargados de valores que nos transmitieron a los siete hijos que éramos.
Un abrazo. isabel

tino dijo...

Gracias amiga.

Shikilla dijo...

Tino, emotivo recuerdo el de tus versos que, por mi parte, agradezco que compartas con nosotros. Comprendo el dolor y la esperanza que se desprenden de tus palabras.

Esa luz que deja no se apagará mientras exista en el recuerdo, estoy convencida de ello y en ello creo.

Un abrazo

tino dijo...

Gracias amiga. Un abrazo desde la esperanza. Tino

Anónimo dijo...

He recordado unas palabras de Neruda, en el entierro de un amigo poeta: “Hoy entregamos a las sombras a un ser resplandeciente, que nos regalaba una estrella cada día”. Y en el de otro: “Pierdo su ternura que era parte de mi pan”...

Un fuerte abrazo, Tino. Tuve un amigo en mi infancia -a veces lo rememoro en sueños y nostalgias- que se llamaba Luis Lobato Morales. Sus padre era de Badajoz, destinado como Ingeniero de Armamentos, igual que mi padre, en la Fábrica de Artilleria de Sevilla... Algunas veces pensé preguntártelo, y lo hago ahora en la condolencia por tu buen padre...
Fernando Jiménez H.-Pinzón

tino dijo...

Gracias Fernando por tus condolencias, gracias por esta palabras de consuelo. Gracias amigo. Toma lo que me dices como un buen regalo. Un abrazo. Tino