Se ha producido un error en este gadget.
La cultura, la escritura, la lectura y su fomento son los pilares del Blog.
Las entradas del Blog son principalmente:
| Presentaciones online de libros | Aportación de poesía y relatos originales | Recomendaciones culturales y de lectura | Opinión y crítica literaria | Programas de fomento de la lectura y la escritura |

Los miembros del Blog tienen libertad en sus opiniones siempre que se ajusten a la temática y cumplan con unas normas básicas de respeto y de ética.
En nuestro Blog se valoran todas las ideas de los miembros y se trabaja en equipo.
Se permiten nuevas incorporaciones mediante la proposición de los integrantes.
| contacto |

jueves, 25 de junio de 2009

Sobre el equipaje del argonauta

Viajar con el argonauta es conversar con el hombre, con el amigo, entretejiendo, a un tiempo, vida en la remada. En la incesante travesía por sus cuatro mares, remando entre una espuma azul y blanca, se nos dibuja el hombre, se interpreta mejor su caudalosa vida y se descubren los múltiples tesoros de su corto equipaje. Él nos lo dice: “Mientras él va y viene vestido con harapos marineros”, buscando en duermevela “los sitios del instinto”, siente casi en cada poema presencias de un amor vislumbrado al despuntar el alba en la orilla cercana. En su sentimiento poético toda la vida se aparece cerca. Su mar ya tiene esquinas…

Cada poema tuyo, Antonio amigo, es una “forma de vivir y una manera de testimoniar la vida”. Hay en todos tus versos sentimientos de amor, de agua y luna, como tú dices siempre, -huellas marcadas de anteriores presencias- que monótonamente besan las tablas de tu barquichuela… Junto a tus muchas noches de bogar solitario se encuentran las presencias llenas “de corazón y ojos” que siempre te acompañan. Tu “semilla yerma va naciendo pujante”…

Tu cuaderno de bitácora, el que has delineado a lo largo de tu travesía, está lleno de vida. Por eso la rosa de tus vientos apunta a nuevas dársenas. Ya estás, sin duda, llegando a aguas remansadas… Porque tú nos lo dices: “la infinitud del tiempo no contado” es corta para asir con las manos toda la inmensa vida…

En tus versos, Antonio, en tu mar en calma o en tu marejada, vivir y amar están presentes siempre. Lo dices tú: “He pretendido llevar a cabo un viaje… sin paradas, con ojos bien abiertos y con el corazón… lleno de amor”. Con tu leve equipaje, amigo “el argonauta”, en este tu periplo a lo largo de tu “caduco mundo bello”, has abierto una estela, iluminada por la luz de una luna que riela siempre en tus oscuras aguas y que te sirve para “alumbrar” tu tierra “al sol naciente”. El palmeral, las dunas, ya llegan a los ojos. “Aupado en la veleta de la vida, decides el camino que hoy te marcan tus vientos”…

¡Felicidades, argonauta Antonio, científico y poeta! El horizonte de la vida es bello. Tus traslúcidos versos ayudan a mirarlo siempre con amor… Las tardes son azules, la mirada lejana, la tierra, en horizonte, es esperanza. Todo en tus versos es anuncio de vida y es tesón de un marinero que lucha en su bogar por alcanzar la vida siempre, como un agua en “concierto de paz”.

No hay comentarios: