Se ha producido un error en este gadget.
La cultura, la escritura, la lectura y su fomento son los pilares del Blog.
Las entradas del Blog son principalmente:
| Presentaciones online de libros | Aportación de poesía y relatos originales | Recomendaciones culturales y de lectura | Opinión y crítica literaria | Programas de fomento de la lectura y la escritura |

Los miembros del Blog tienen libertad en sus opiniones siempre que se ajusten a la temática y cumplan con unas normas básicas de respeto y de ética.
En nuestro Blog se valoran todas las ideas de los miembros y se trabaja en equipo.
Se permiten nuevas incorporaciones mediante la proposición de los integrantes.
| contacto |

miércoles, 28 de enero de 2009

Sauce ciego, mujer dormida

No os extrañe el título. Se trata de un libro de relatos de Haruki Murakami. Y también uno de sus relatos. Tengo que reconocer que me encanta este autor porque jamás sabe uno con precisión cuándo te encuentras en la realidad y cuándo en la ficción, en la otra realidad. José María ha definido ese espacio como algo que pertenece a los hombres, la fantasía. Os transcribo un fragmento del relato:

Ella garabateó algo en una servilleta de papel. Hizo un dibujo. Pero el papel de la servilleta era demasiado blando y la punta del bolígrafo no se deslizaba bien por su superficie. Con todo, la novia de mi amigo dibujó una colina. En la cima había una casita. Dentro de la casita había una mujer durmiento. Alrededor de la casita crecían los sauces ciegos. Y eran éstos los que le provocaban el sueño.

- ¿Y qué diablos son los sauces ciegos?, pregunto mi amigo?
- Pues esos árboles de ahí.
- Jamás he oído hablar de ellos.
- Es que ,e los he inventado yo -sonrió ella-. Los sauces ciegos tienen un polen muy fuerte y cuando unas pequeñas moscas portadoras de ese polen penetran en el oído de una mujer, ésta se queda dormida.

Hasta aquí el fragmento.

Creo firmemente que los humanos necesitamos de la fantasía tanto como de la realidad. Es nuestro otro yo. La fantasía, nuestro otro yo, no es nuestra imagen en el espejo, que siempre es falsa porque es invertida a nosotros. La fantasía es nuestra creatividad. Considerar al Quijote como sano mentalmente, o tantas cosas como Manuel ha expresado poéticamente de forma magistral y José María ha sintetizado con esa palabra de fantasía.

Hace unos días escuchaba por la radio que han abierto un concurso de ideas para proponer otros finales a películas clásicas, como Casablanca, etc. ¿Qué necesidad existe de esos nuevos finales? La fantasía.
En este arte es un maestro Murakami.
Feliz noche, amigos

1 comentario:

tino dijo...

La fantasía pertenece a la realidad más profunda del Ser, una forma de expresar las intuiciones y los imposibles. Fantasear tiene emoción y si me apurais es morbido el gesto...La fantasía entra de lleno en el aspectro del ser creador o de la criatura en "crecidas", movida por el deseo.