Se ha producido un error en este gadget.
La cultura, la escritura, la lectura y su fomento son los pilares del Blog.
Las entradas del Blog son principalmente:
| Presentaciones online de libros | Aportación de poesía y relatos originales | Recomendaciones culturales y de lectura | Opinión y crítica literaria | Programas de fomento de la lectura y la escritura |

Los miembros del Blog tienen libertad en sus opiniones siempre que se ajusten a la temática y cumplan con unas normas básicas de respeto y de ética.
En nuestro Blog se valoran todas las ideas de los miembros y se trabaja en equipo.
Se permiten nuevas incorporaciones mediante la proposición de los integrantes.
| contacto |

miércoles, 28 de enero de 2009

Soñar es lo del hombre

Hay veces en las que el lenguaje sugiere más que dice.

Entonces, lo simbólico —lo más propio del hombre—, adquiere especial relevancia.

Tu entrada, Manuel (“Página en Blanco” 27-Enero), expresión fantástica de lo real-imaginado, encierra todo el caudal de la fantasía onírica: “gramática de sueños”, “cordura de Alonso Quijano”, “diccionario de muecas”, “Lazarillos y Celestinas, de nuevo reinventados”… 

Parecieras querer ser un revivido Diablo Cojuelo para ver, desde lo alto, entre las oscuridades de las plomizas nubes, los sueños de las gentes que, a la par que son, se imaginan vivir como princesas prisioneras de monstruos, a la espera del caballero andante que “desface” maléficos entuertos de truhanes malandrines…

Negar a la vida la profundidad simbólica del sueño, de la ilusión, de la fantasía es, sencillamente, colocarla en el estante de las cosas inservibles, a las que le falta el alma. Este anaquel —el de las cosas sin alma— es numeroso entre los que no sueñan, quizás porque no viven.

Manuel, tu comentario a la entrada de Antonio Espinosa (“La realidad no es mi fuerte”, “La fantasía es mi fuerte”), rompe el guión lógico de lo real y coloca nuestra indagación en el ámbito del sueño. No hay aquí ningún “genio maligno” que nos haga percibir lo inexistente… Simplemente hay hombres que porque sueñan, son.

No hay comentarios: