Se ha producido un error en este gadget.
La cultura, la escritura, la lectura y su fomento son los pilares del Blog.
Las entradas del Blog son principalmente:
| Presentaciones online de libros | Aportación de poesía y relatos originales | Recomendaciones culturales y de lectura | Opinión y crítica literaria | Programas de fomento de la lectura y la escritura |

Los miembros del Blog tienen libertad en sus opiniones siempre que se ajusten a la temática y cumplan con unas normas básicas de respeto y de ética.
En nuestro Blog se valoran todas las ideas de los miembros y se trabaja en equipo.
Se permiten nuevas incorporaciones mediante la proposición de los integrantes.
| contacto |

jueves, 19 de marzo de 2009

La galería vital de microrrelatos histéricos.

Como si de un buen fotógrafo se tratara, Fernando enfoca su objetivo calibrando la palabra precisa, ajustando los contraluces oportunos para disparar con frases rotundas y plenas.
La fotografía de vida que entonces resulta nos impacta por lo que cuenta y , más aún , por lo que calla.

Es tremendamente complicado convertir lo complejo en simple sin que pierda la esencia de su complejidad.
Y es literariamente destacable utilizar los símbolos poéticos, revestirlos de cotidianidad y enfrentarnoslos para que cumplan su función: hacernos pensar y sentir.
Los microrrelatos de Fernando lo consiguen. Los microrrelatos del Fernando que cuenta y aquel a quien se refiere; el que vemos en la silla y el que se ausenta estando en ella;el que sabe y se distancia entre los colores soñados que dibuja el otro yo.

No quiero caer en el típico tópico de " Lo bueno, si breve, dos veces bueno", consagrado por el conceptismo barroco de Gracián. No sería justo ni exacto refiriéndome a la prosa de Fernando.
Bien es cierto que en los microrrelatos brillantemente condensados ( ¿Quién será ? , Pecera, Despedida, Libre....) podría aplicarse aquella sentencia. Pero no es suficiente.
Porque, más allá del concepto y la palabra justa, concisa y ajustada, en la prosa de Fernando se cuela la poesía. Cuando es descriptivamente evidente y cuando nos permite " besar los árboles" adivinando lo invisible.

Por eso, cuando hojeo este álbúm fotográfico en el que, desde mi particular perspectiva, he convertido su libro, puedo detenerme en cada instantánea para sonreir con la imagen Matria, volar atrapada en una bata verde, buscarme tras el espejo, dibujar un mundo de líneas rectas o ser Caperucita sin miedos.

Te agradezco,Fernando, el invitarme a esta tu galería vital para recorrerla, sintiéndola.

Acepto la idea de Manuel y , con todo mi respeto al género y a los que lo cultivais con maestría, ahí va mi microrrelato especialmente dedicado.

FOTOGRAFíA

La niña de la ventana lo miró con ojos de tiempos guardados y quiso abrazarle.
Después recordó que ella era sólo una fotografía.
Y le sonrió.

1 comentario:

FERNANDO dijo...

Faustina: tu comentario o glosa suena a música de vilolines que emerge de la ventana oscura del sueño y se abre al estallido de luz del día renovado…
¡Qué precioso lo de "ojos de tiempo guardado"!
Te pago (si tuviera precio) con la misma moneda del microrrelato

FAUSTINA

Se le quedó grabada, como una réplica de foto, la imagen de esa niña en luz de la ventana, con fondo oscuro, que mira hacia fuera, a la vez, y hacia adentro, con el gesto insinuado de la inocencia seria, donde se apunta una sutil melancolía de la vida vivida (o por vivir)…