Se ha producido un error en este gadget.
La cultura, la escritura, la lectura y su fomento son los pilares del Blog.
Las entradas del Blog son principalmente:
| Presentaciones online de libros | Aportación de poesía y relatos originales | Recomendaciones culturales y de lectura | Opinión y crítica literaria | Programas de fomento de la lectura y la escritura |

Los miembros del Blog tienen libertad en sus opiniones siempre que se ajusten a la temática y cumplan con unas normas básicas de respeto y de ética.
En nuestro Blog se valoran todas las ideas de los miembros y se trabaja en equipo.
Se permiten nuevas incorporaciones mediante la proposición de los integrantes.
| contacto |

martes, 3 de marzo de 2009

Mala memoria

¡Tirando de Internet, hay que ver las cosas que se aprenden! Sí, porque en esta ocasión me he podido enterar de la mala memoria del genial Woody Allen . ¡Pues no va y dice que solo existen dos cosas importantes en la vida! La primera, el sexo y la segunda... ¡pues que no se acuerda! Y claro, si de dos se le olvida una o es que nunca la aprendió o es que padece alzheimer, en cuyo caso merece un respeto, si bien yo me inclino por aconsejarle una buena dosis de palillos de pasa, y creo que también para la especie de pandemia universal de pérdida de memoria porque el Instituto de Política Familiar nos ha comunicado que, según un estudio reciente, cada 3,7 minutos --ya es precisión-- se produce un divorcio en España, y dice que vamos a la cabeza de Europa en esto de casarse y descasarse, y que las administraciones públicas deben tomar carta en el asunto y hacer un cambio de rumbo en cuanto a medidas legales, protección social y cultural del matrimonio y la familia.

Y mientras leo y releo lo que dicen unos y otros, la segunda cosa importante, ¡que no aparece por ningún lado! No obstante, ante mí ondea revestida de magia, como niña de un día que precisa la maravillosa cuna de muchos ingredientes aunados. ¡Que sí, que me estoy refiriendo al amor! Y que sí, que puedo parecer una trasnochada romántica pero yo creo, seguro, que los matrimonios que se han roto en estos largos minutos que escribo ni tan siquiera conocieron la palabra amor.
En las peanas de sus vidas en pareja rotularon tan solo la cosa importante que recordaba Allen: sexo. ¡Y al garete la pareja! Porque, a la pasión, al deseo de acostarse con alguien, habría que sumar el deseo y la pasión de despertar en los ojos, en el alma de ese alguien

El amor, tan olvidado, tan complejo y maravilloso a un tiempo, es la primera cosa importante en la vida.

No hay comentarios: